Piel Gruesa: ¿Cómo lograr una buena Rinoplastia?

La Rinoplastia en piel gruesa requiere tomar en cuenta varios aspectos.

Piel Gruesa: ¿Cómo lograr una buena Rinoplastia?

El tipo de piel, desde el punto de vista del grosor, es un factor muy importante cuando se esta planeando una Rinoplastia, debido a que las técnicas y los cuidados son distintos en pacientes con piel gruesa o piel delgada.

La piel es el órgano mas grande del cuerpo, abarca una superficie aproximada de 2 metros cuadrados y su peso puede ser hasta 10 kg. El grosor de la piel varia en las distintas zonas de la nariz, por ejemplo en la región entre los ojos (radiex) y en la punta encontramos Piel Gruesa, mientras que a los lados la piel es más delgada.

Rinoplastia en Piel Gruesa vs Piel Delgada

La Piel Gruesa es más común en personas mestizas y afroamericanas, mientras que la piel delgada se presenta más en personas caucásicas. Entre las principales diferencias a tener en cuenta en una rinoplastia respecto al grosor de la piel tenemos:

  • Los pacientes con Piel Gruesa usualmente requieren mas definición de la punta nasal mientras que en las pieles delgadas este aspecto es menos significativo.
  • Cartílagos alares  de la nariz son mas delgados en pieles gruesas que en pieles delgadas.
  • La recuperación es un poco mas lenta en pieles gruesas.
  • En la Piel Gruesa los injertos se notan menos, en cambio en pacientes con Piel Delgada es necesario ser cuidadosos para evitar que se note el injerto y las irregularidades,

Estrategias para Lograr una Buena Rinoplastia

La Rinoplastia en Pieles Gruesas es un reto y a la vez una gran fuente de pacientes satisfechos para el cirujano plástico facial, ya que si existe el entrenamiento adecuado se logran resultados impactantes, naturales y duraderos. Conozcamos algunos aspectos claves a tener en cuenta en este tipo de procedimiento:

  1. Se deben aplicar técnicas estructuradas para darle fuerza a los cartílagos, ya que como sabemos, la piel gruesa siempre tiene cartílagos débiles delgados y sin soporte, por eso es importante usar técnicas que potencien la fortaleza del cartílago y resalten estructuras nasales debajo de la piel en forma natural.
  2. Trabajar de la mano con dermatología, preparar la piel antes y después de cirugía.
  3. Tener un equipo multidisciplinario que permita lograr los mejores resultados de cada paciente: Cirujano y dermatólogo.
  4. Entrenarse permanentemente en la colocación de injertos y en manejo quirúrgico de pieles gruesas.

La mejor parte de las Rinoplastias en pieles gruesas es la alegría, satisfacción y agradecimiento de los pacientes cuando ven los resultados de su intervención y encuentran que se ha resaltado lo mejor de su rostro sin perder naturalidad.